Expertos destacaron este jueves en Honduras la importancia de fortalecer en las mujeres periodistas la resiliencia, es decir, la capacidad de superar circunstancias traumáticas, frente al acoso al que son sometidas en redes sociales, una violencia poco visible que causa problemas psicológicos.

En el foro «Fortaleciendo la resiliencia de mujeres periodistas frente al acoso en línea y los ataques digitales», el oficial de comunicaciones de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Jamión Knight, dijo que es necesario «aceptar y reconocer» que esos ataques causan «afectaciones psicológicas y físicas». Afirmó que las afectaciones psicológicas provocan «miedo» en las mujeres periodistas, lo cual también les genera “autocensura».

El miedo al agresor y a que no les crean, así como la victimización, impide a las mujeres periodistas denunciar el acoso al que son sometidas en las diferentes redes sociales, señaló Knight. «Muchas mujeres periodistas, por varias razones, tienen miedo a denunciar los ataques y debido a esto se aumentan los niveles de impunidad», enfatizó el representante de la organización de la ONU.

UNESCO, preocupada por acuso contra periodistas. 

El acoso en línea que afecta a mujeres periodistas es «una gran preocupación» para la Unesco debido a la poca visibilidad del problema, añadió. Knight indicó que el acoso afecta la salud mental de las mujeres periodistas, un tema todavía «tabú» y cree que antes de hablar de resiliencia, se debe aceptar que esos ataques causan «afectaciones psicológicas» en ellas.

La Unesco presentó hoy en Tegucigalpa el proyecto «Soy resiliente», orientado a impulsar talleres sobre salud mental y primeros auxilios en atención psicosocial. Las capacitaciones pretenden empoderar a las mujeres periodistas para que puedan establecer grupos de apoyo, señaló el representante de la Unesco, agencia de la ONU que impulsa la creación de redes de apoyo en al menos siete ciudades de El Salvador y Honduras.

Un 73 % de las mujeres periodistas experimentan violencia en línea mientras hacen su trabajo. De estas, un 20 % denunciaron sufrir ataques y abuso reales, según cifras citadas en el foro por Rogelio Flores, de la facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Además, un 41% dijo que las campañas de desinformación sobre su trabajo se constituyeron en los peores ataques que han experimentado, y que el 57 % de los agresores son personas desconocidas.

Hallar apoyo y respuestas, uno de los mayores retos.

La psicóloga hondureña Claudia Sánchez considera que uno de los retos es encontrar apoyo y respuestas frente al acoso al que las mujeres periodistas se enfrentan cuando hacen su trabajo. «Las mujeres necesitan aprender a través de la resiliencia: qué sufrí, cómo lo resolví, quién me puede apoyar, cómo no lo vuelvo hacer”, señaló Sánchez a Efe en el evento.

Agregó que las lecciones aprendidas de las agresiones que han sufrido las mujeres periodistas “les deben guiar a las redes de apoyo” y aceptar que “sola no puedo resolver los problemas del universo ni de mi vida». La especialista señaló que «la mayor forma de agresión» hacia las mujeres periodistas es «mermar la calidad investigativa, la importancia de sus notas y el acceso a altos puestos en los medios de comunicación».

Agregó que el acoso en redes sociales causa en las mujeres periodistas trastornos emocionales, de conducta, estrés, bipolaridad, delirios, ansiedad, depresión e inestabilidad. Las mujeres periodistas necesitan también «apoyo estatal» y que se cumpla el derecho a la protección de sus vidas, subrayó la psicóloga hondureña.

Catalina Torres Gámez

Ver todos los posts

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

[custom-facebook-feed]
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.