El número de niños en situación de trabajo infantil alcanza casi el millón en Honduras, el doble de lo que se registraba a inicios de 2020, debido a la paralización de su educación y la falta de ingresos de sus familias por la pandemia y las tormentas tropicales Eta e Iota, advirtió este jueves Visión Mundial.

Honduras tenía “entre 400.000 y 600.000 niños trabajando” antes de la pandemia, una cifra que se elevó a casi un millón en los dos últimos años, dijo hoy a Efe el director del proyecto Futuros Brillantes de la organización humanitaria Visión Mundial, Jorge Valladares. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la pandemia incidió “mínimamente en países latinoamericanos en al menos un 30 %, por lo que fácilmente Honduras llega a cerca de un millón de niños y niñas que están trabajando”, subrayó.

La mayoría de los niños se desempeñan como agricultores, sirvientes, comerciantes, recolectores de basura, mineros o pescadores, mientras que a las niñas se les recargan las labores domésticas no remuneradas, según la organización humanitaria.

Cierre de escuelas obliga a menores a trabajar. 

El cierre de las escuelas por la pandemia de la covid-19 contribuyó al aumento del trabajo infantil en el país centroamericano, donde la edad mínima para labores se sitúa legalmente en los 14 años, pero el adolescente sólo puede trabajar fuera del horario escolar y no más de seis horas al día, precisó Valladares.

Agregó que la crisis sanitaria y sus consecuencias económicas también ocasionaron que los niños que ya se encontraban trabajando ahora lo hagan más horas y en peores condiciones. Las escuelas cerraron en Honduras, un país que tiene una de las “más altas brechas de acceso a los servicios digitales”, es decir que “más del 90 % de los niños en edad escolar no tiene acceso a internet, lo que provocó que los infantes “se volcarán a (actividades de) sobrevivencia familiar”, destacó el experto.

Seis de cada diez niños en Honduras realizan trabajos peligrosos y cerca de la mitad de los infantes que trabajan están expuestos a altas temperaturas, al polvo o al gas, según un estudio de Visión Mundial.

Pobreza versus trabajo infantil. 

La pobreza también aumentó en Honduras en los últimos dos años. Antes de la pandemia el 72 % de los 9,5 millones de hondureños eran pobres, una cifra que se elevó, según organismos económicos, a casi el 80 %, comentó Valladares. “Ante el telón de fondo de pobreza, los niños y niñas están casi orillados a contribuir a la economía familiar en cualquiera de las modalidades de trabajo infantil y desafortunadamente tenemos un incremento de niños en calle, mendicidad, utilizados por el crimen organizado y migrando”, aseveró.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

[custom-facebook-feed]
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.