El papa Francisco expresó el miércoles su vergüenza tras la publicación de un detallado y demoledor informe sobre los abusos sexuales contra niños en el seno de la Iglesia francesa durante décadas.

“Deseo expresar a las víctimas mi tristeza y mi dolor por los traumas sufridos y también mi vergüenza, nuestra vergüenza, por la incapacidad de la Iglesia durante mucho tiempo para ponerlos en el centro de sus preocupaciones”, dijo Francisco durante la audiencia general de este miércoles.

El sumo pontífice instó a los católicos franceses a “asumir sus responsabilidades para que la Iglesia sea una casa segura para todos”.

Un informe francés publicado este martes encontró que aproximadamente 216.000 niños fueron víctimas de abuso sexual dentro de la Iglesia católica francesa durante los últimos 70 años, en el primer reconocimiento importante de Francia sobre el devastador fenómeno.

El presidente de la comisión que emitió el informe, Jean-Marc Sauvé, dijo que la estimación, basada en investigaciones científicas, incluye abusos cometidos por sacerdotes y otros clérigos, así como por personas no religiosas involucradas en la iglesia. Dijo que alrededor del 80% son víctimas masculinas.

“Las consecuencias son muy graves”, dijo Sauvé. “Aproximadamente el 60% de los hombres y mujeres que fueron abusados sexualmente enfrentan problemas importantes en su vida sentimental o sexual”.

El documento de 2.500 páginas elaborado por una comisión independiente surge cuando la Iglesia católica en Francia, como en otros países, busca hacer frente a secretos vergonzosos que durante mucho tiempo estuvieron encubiertos.

El informe dice que unos 3.000 abusadores de niños, dos tercios de ellos sacerdotes, trabajaron en la iglesia durante ese período. Sauvé dijo que la cifra total de víctimas incluye unas 216.000 personas maltratadas por sacerdotes y otros clérigos.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

[custom-facebook-feed]
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.