Bolivia ha optado por permitir varias actividades hasta ahora restringidas a partir de este 1 de diciembre hasta el 15 de enero y con ello crear las condiciones para “dinamizar” su economía golpeada por la pandemia de la covid-19.

Las “actividades culturales, deportivas, sociales, religiosas, procesos electorales y recreativas que generen aglomeración de personas”, hasta ahora restringidas, son las que desde este martes están autorizadas según dicta un decreto supremo.

La norma delega responsabilidades según el tipo de eventos a los Ministerios de Salud, Deportes y Culturas, además del Tribunal Supremo Electoral en vistas a la organización de los comicios locales la primera semana de marzo del próximo año, para la difusión de protocolos que deberán aplicar las gobernaciones y alcaldías.

La medida ratifica el horario laboral continuo de acuerdo a la “naturaleza” de las funciones, mientras que la regulación del transporte público está en manos de los gobiernos locales.

Mientras que toda persona que quiera ingresar al país deberá cumplir con los requisitos de bioseguridad, además de la prueba RT-PCR para la covid-19 con resultado negativo con 72 horas de vigencia previas a la fecha de ingreso.

La medida ya aprobada por el Gobierno boliviano y vigente desde este martes emanó de una reunión de ministros en la que se evaluaron acciones “complementarias” para controlar la prevención y un posible rebrote de la pandemia, escribió en Twitter el presidente del país, Luis Arce.

El mandatario también comunicó “nuevas medidas que dinamizarán la economía” a partir de diciembre bajo un enfoque de optimizar gastos, estimular de la inversión pública y generar empleo.

Una de las determinaciones ya adelantadas por el Gobierno desde las primeras semanas de diciembre es el pago del Bono Contra el Hambre, que consiste en la entrega de unos 143 dólares a los mayores de 18 años sin ingresos, algo que abarca a ancianos, discapacitados y madres gestantes, entre los grupos más importantes.

En octubre pasado Bolivia reportó una tasa de desempleo del 8,7 por ciento, un indicador mejor al 11,6 que se produjo en el momento más crítico de la pandemia, según información del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Según esos datos, a octubre de este año alrededor de 350.000 personas carecen de empleo, de las que 190.000 “fueron afectadas directamente por la cuarentena”.

La economía boliviana arrastra una recesión que el pasado septiembre mostraba una caída del 10,4 por ciento, comparado con el mismo periodo del año anterior.

Desde la aparición de los primeros casos del nuevo coronavirus en Bolivia, en marzo pasado, se han reportado 8.952 decesos y 144.622 casos confirmados.

Este pasado domingo se han reportado únicamente 30 contagios y 3 fallecidos, una de las cifras más bajas a comparación de julio y agosto, en las que las infecciones diarias llegaron a superar las 2.000 por jornada con más de cien decesos.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Please enter the Page ID of the Facebook feed you'd like to display. You can do this in either the Custom Facebook Feed plugin settings or in the shortcode itself. For example, [custom-facebook-feed id=YOUR_PAGE_ID_HERE].

Facebook posts

El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.