Los test de covid-19 dejan de ser gratuitos a partir de este viernes para las personas sin seguro médico en Estados Unidos, al haberse gastado los fondos que el Gobierno federal ha destinado durante la pandemia a cubrir estos gastos.

El fin de los fondos -cuya renovación está estancada en el Congreso y no parece que vaya a salir adelante- ocurre en un momento en que Estados Unidos camina hacia la casi normalidad, con las cifras de nuevos casos y de fallecimientos significativamente a la baja. Aun así, solo el 65,2 % de la población está completamente vacunada, y, tras dos años de pandemia, EE.UU. es el país que acumula más muertos por la covid-19.

Quienes no tengan seguro médico -unos 30 millones de personas, según las estimaciones de los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés)-, tendrán que desembolsar a partir de ahora cantidades que van de los 90 a los 150 dólares por test. Según contó a Efe el jefe de operaciones del laboratorio especializado en test de covid-19 911 Covid Testing, Steve Farzam, un test de antígenos rápido cuesta 95 dólares, y los resultados están disponibles normalmente 15 minutos después de la prueba.

«Hemos administrado cerca de 100.000 test de covid a la gente sin seguro médico en el área de Los Ángeles desde que empezó la pandemia, y no podría haber un momento peor para cortar este servicio», explicó Farzam, quien pidió a los legisladores que mantengan la provisión de recursos. Otras clínicas situadas en barrios en los que vive un gran número de personas con pocos recursos, como THE Clinic, situada en el angelino barrio de Lennox, de mayoría hispana, seguirán ofreciendo test gratuitos a los residentes, independientemente de su estado migratorio y de si están asegurados o no.

Catalina Torres Gámez

Ver todos los posts

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

[custom-facebook-feed]
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.