Una detonación controlada por las fuerzas estadounidenses que se escuchó en todo Kabul ha destruido la Base Eagle, el último puesto de avanzada de la CIA fuera del aeropuerto de Kabul, confirmaron a The New York Times funcionarios norteamericanos.

Según explicaron al diario estadounidense, la voladura de la base tuvo por objeto garantizar que cualquier equipo o información no cayera en manos de los talibanes.

La Eagle Base (Base Águila), que comenzó a funcionar a principios de la guerra en una antigua fábrica de ladrillos, fue utilizada durante todo el conflicto. Pasó de ser un pequeño puesto de avanzada a ser un centro en expansión que se utilizaba para entrenar a las fuerzas antiterroristas de las agencias de inteligencia de Afganistán.

“Eran una unidad excepcional”, dijo Mick Mulroy, un antiguo oficial de la CIA que sirvió en Afganistán. “Fueron uno de los principales medios que utilizó el gobierno afgano para mantener a raya a los talibanes durante los últimos 20 años. Fueron los últimos en luchar y sufrieron muchas bajas”.

Los afganos locales sabían poco de la base. Según detalló NYTel complejo era extremadamente seguro y estaba diseñado para que fuera casi imposible penetrar en él. Paredes de hasta 3 metros de altura rodeaban el recinto, y una gruesa puerta metálica se abría y cerraba rápidamente para permitir el paso de los vehículos.

Una vez dentro, los coches tenían que pasar por tres puestos de control de seguridad exteriores donde se registraban y se revisaban los documentos antes de permitirles entrar en la base.

Si bien la destrucción de la base se produjo tras el atentado de ISIS-K en el aeropuerto de Kabul que mató a unos 170 afganos y 13 miembros del servicio estadounidense, ya había sido planificada con anterioridad. Sin embargo, su detonación, horas después del atentado, alarmó a muchas personas en Kabul, que temían que se tratara de otro ataque terrorista.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.