En el marco de una estrategia consensuada y de Estado contra la violencia criminal, se plantea el endurecimiento de las acciones de los operadores de justicia y de los cuerpos de seguridad.

La percepción es que en Honduras la violencia se ha disparado hasta salirse de todo control. Los datos estadísticos de la Policía Nacional apuntan que, en el presente mes, son perpetrados un promedio de 13 hechos cada 24 horas, uno cada dos horas.

La Secretaría de Seguridad ha documentado que, en la última década, Honduras acumuló alrededor de 65 mil homicidios, mientras el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos contabiliza 98 mil hechos criminales en las dos décadas anteriores.

En su informe publicado en marzo de 2022, la fundación dedicada al estudio de las amenazas de la inseguridad en América Latina, Insight Crime, incluye al Distrito Central y a San Pedro Sula, entre las ciudades más violentas de la región, una lista encabezada por México y que también incluye algunos territorios de Brasil, Ecuador y Colombia.

Los sectores nacionales y representantes de organismos externos se han pronunciado para que el fenómeno de la inseguridad sea atendido de manera estructural en Honduras.

Organismos defensores de los Derechos Humanos han advertido que la población hondureña vive una crisis de seguridad, como consecuencia de la alta tasa de criminalidad.

Los organismos de la sociedad civil consideran que no debe darse más largas al replanteamiento de los planes y programas que han sido elaborados para prevenir, disuadir, controlar y combatir los delitos en sus diversos grados y manifestaciones.

En algunos círculos de opinión pública se impone el criterio que el actual Gobierno no ha seguido un buen rumbo al potenciar la intervención de la Policía Nacional y disminuir el papel de Las Fuerzas Armadas, porque solamente es un cambio de prioridades que no es una estrategia.

La superioridad de la Secretaría de Seguridad ha salido en defensa de la pauta que ha sido determinada para recuperar los espacios de la Policía Nacional y bajo el entendido de que el país está bajo ataque de sociedades del crimen organizado.

Las autoridades de las fuerzas de seguridad pública responsabilizan a estas sociedades delictivas el 80 por ciento de las muertes violentas ocurridas en el territorio nacional.

Estudios sobre el fenómeno de la inseguridad en Honduras, revelan que uno de cada tres hondureños piensa que la violencia criminal se ha agudizado o sigue igual. Y es que, se considera que al menos la mitad de los homicidios en el país tienen un “móvil desconocido” y más del 90 por ciento de los homicidios no son esclarecidos en su totalidad.

Lo que se plantea es el endurecimiento de las acciones de los operadores de justicia y de los cuerpos de seguridad, en el marco de una estrategia consensuada y de Estado contra la violencia criminal.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

[custom-facebook-feed]
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.