La Unión Europea (UE) tiene un compromiso «firme» con el combate contra la corrupción en Honduras, por lo que no descarta apoyar una nueva comisión internacional anticorrupción en el país siempre que sea independiente, dijo este lunes el embajador europeo, Jaume Segura.

«Nuestro compromiso con la lucha contra la corrupción es firme y queremos apoyar al Gobierno, sociedad civil y sector privado, todos los actores, para que haya una mayor transparencia y una lucha contra la corrupción más eficaz», subrayó el diplomático en una entrevista en Tegucigalpa. La corrupción, un flagelo de vieja data en la nación centroamericana, según diversas fuentes, es uno de los principales causantes de la pobreza que ahora afecta a más del 70 % de los 9,5 millones de habitantes que tiene Honduras.

Al asumir el poder el pasado 27 de enero, la presidenta hondureña, Xiomara Castro, prometió retomar la lucha en su país contra la corrupción, por lo que le solicitó apoyo a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la creación de una Comisión Internacional Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Cicih). La ONU envió en mayo pasado una misión exploratoria a Tegucigalpa en respuesta a la petición de Castro y se está a la espera de que Naciones Unidas confirme el siguiente paso para instalar la Cicih en Honduras.

Comisión independiente.

El embajador de la UE afirmó que Europa no descarta apoyar la instalación de una nueva comisión internacional contra la corrupción en Honduras siempre que cumpla con «una serie de requisitos, por supuesto no sería un cheque en blanco».

«Hace falta que esa comisión sea independiente, que pueda investigar todos los actos de corrupción, se encuentre con un marco jurídico con el que pueda trabajar, investigar y sobre todo hace falta que se refuerce las capacidades nacionales del país para luchar contra la corrupción», señaló. El diplomático indicó que una misión internacional «no puede estar para siempre, sino que se trata que en paralelo también el país vea reforzadas sus capacidades nacionales, sus capacidades jurídicas, de investigación y de impartir Justicia para que la lucha contra la corrupción cada vez sea una realidad que asuma el Estado». Reafirmó que la UE apoyará la Cicih, como lo hizo ya con la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras ( Maccih), que dependía de la Organización de Estados Americanos (OEA), «si se dan esas circunstancias y condiciones» antes mencionadas.

Sin presiones.

La Maccih fue instalada en 2016 luego de un acuerdo entre Honduras con la OEA, pero en enero de 2020 el Parlamento hondureño no aprobó un segundo mandato de la Misión, que ya había denunciado actos de corrupción que salpicaron a diputados, funcionarios y exfuncionarios. Segura destacó la necesidad de «mirar hacia delante» y señaló que «si el Gobierno (hondureño) solicita la misión y Naciones Unidas decide desplegarla, tiene que tener las condiciones necesarias para trabajar, para investigar y esos casos tienen que terminar en los tribunales, tienen que ser juzgados y condenados».

Esa es «la condición básica» y para ello es importante que la comisión internacional pueda «trabajar con independencia, rigor y sin ningún tipo de presión», añadió el diplomático europeo.

Democracia y estado de derecho.

Segura agregó que la Unión Europea también está pendiente de la elección de los nuevos 15 magistrados de la Corte Suprema de Justicia de Honduras, prevista para 2023, y tildó el proceso como «uno de los elementos básicos de una democracia y un Estado de derecho», para tener una separación de poderes. «Tiene que haber una auténtica separación de poderes para que una democracia y un Estado de derecho funcione», enfatizó el embajador europeo, quien dijo que confía en que «los esfuerzos» de la ONU y otros actores «den frutos en el sentido de que se elija a los magistrados de una manera transparente, inclusive se eligen a las mejores personas para ocupar estos puestos».

El sistema judicial es «una de las tres patas del Estado y tiene que tener una fortaleza, una seguridad jurídica, una independencia para poder llevar a cabo sus funciones», comentó. «El Estado de derecho y la calidad democrática es fundamental y queremos apoyar a que haya cada vez un mejor Estado de derecho en Honduras, eso pasa por una absoluta independencia de tres poderes y, en ese sentido, si se llevan reformas para asegurar que el poder Judicial es lo más independiente posible también nos encontrarán para apoyarlo», acotó el diplomático europeo.

Catalina Torres Gámez

Ver todos los posts

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

[custom-facebook-feed]
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.