Honduras percibe alrededor de 7 mil millones de dólares anuales en remesas.

El presidente de la Federación Hondureña de Microempresas y del Sector Social de la Economía (Femise), José Castañeda, recomendó revisar si son “limpias” todas las divisas por concepto de remesas que ingresan al país centroamericano.

“Ya estamos en 7 mil millones de dólares anuales, por ello, hay que revisar exhaustivamente cómo están ingresando las divisas y si todo ese dinero es limpio”, declaró.

“Habría que ver también la manera en que el Estado se beneficia con el multiplicador monetario para la población y no de los banqueros estrictamente, aunque se entiende todo captador de remesas tiene la oportunidad del encaje legal, es decir, financiar con el dinero y la generación de rentas”, agregó.

El dirigente también sugirió ver si la banca nacional tiene el mismo derecho o si les dan la oportunidad de realizar una distribución amplia de los recursos que ingresan a Honduras por las remesas.

Fue el banquero de hondureño, Robert Vinelli, quien denunció que hay quienes se están aprovechando del envío de remesas para lavar activos en la nación centroamericana.

Vinelli comentó que muchas de las remesas que se envían al país son en cantidades muy pequeñas, de unos 400 dólares y eso es un comportamiento financiero común.

“Pero al mismo tiempo hay movimiento de gente que está abusando de eso y tratando de lavar (dinero) con remesas”, señaló.

Vinelli mencionó que los bancos tienen sistemas para captar e identificar tal comportamiento económico, pero que siempre existen amenazas y riesgos.

Por su parte, la Comisión Nacional de Banca y Seguros (CNBS), aclaró que no existen estudios o investigaciones que concluyan que las remesas familiares se utilicen como un vehículo para el lavado de activos y financiamiento al terrorismo.

Catalina Torres Gámez

Ver todos los posts

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

[custom-facebook-feed]
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.