La pobreza obliga a los estudiantes a abandonar los libros y emigrar al extranjero. En la Mosquitia, solo uno de cada 10 estudiantes logra graduarse de las escuelas superiores.

Aunque algunos no lo consideren así, en Honduras estudiar es un lujo que no todos pueden darse. En la actualidad, 7 de cada 10 familias viven en la línea de la pobreza.

Por otro lado, según los registros del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) hay 4.1 millones de hondureños viviendo en las zonas rurales del país y para ellos acceder a la universidad requiere de una fuerte inversión económica, a la que no todas las familias pueden acceder. Esta es una de las principales razones por la que 1.2 millones de escolares se encuentran excluidos del sistema educativo.

En los años 80 y 90, desplazarse del interior del país a las ciudades como Tegucigalpa (Francisco Morazán) o San Pedro Sula (Cortés), suponía un gasto económico alto, además desligarse del núcleo familiar. Las comunicaciones eran mínimas, contrario a la época actual en donde al menos el 92.1% de los hogares hondureños cuentan con un aparato celular.

Para un sector de la sociedad, lo más cercano que tienen los estudiantes es asistir a las universidades y centros regionales en Juticalpa o Catacamas (Olancho) o La Ceiba (Atlántida). En cualquier caso, el principal limitante es el factor económico.

Una encuesta realizada por la Fundación para la Educación Ricardo Ernesto Maduro Andreu.

(FEREMA) reveló que el 50% de los estudiantes que no continuaron con sus estudios desertaron de las aulas por falta de recursos económicos; el 26% porque no quieren seguir estudiando.

Por ejemplo; el municipio de Brus Laguna (Gracias a Dios) está a 313 kilómetros de Catacamas (Olancho), en donde se ubica la Universidad Nacional de Agricultura y Ganadería (UNAG).

Para un misquito, estudiar en las pampas olanchanas representa que debe tomar un vuelo de Brus Laguna a Tegucigalpa y después movilizarse en autobús hasta Catacamas y posteriormente un taxi para la UNAG. Si hace el trayecto por tierra, se podría tardar hasta tres días.

 

 

 

 

 

Datos reveladores

De acuerdo al doctor en Educación, Mario Alas, de 100 estudiantes hondureños que ingresan a las universidades, menos del 14% logrará su sueño de graduarse.

Un estudio de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), reveló que solamente el 27% de los estudiantes que entran a primer grado terminan el duodécimo grado, y únicamente el 18% de esos alumnos que empezaron la escuela llegan a matricularse a la universidad.

Esto representa que el 82% de los estudiantes se quedan rezagados en el camino, algunos porque reprobaron, otros deciden no seguir la educación superior y otros porque prefieren buscar una oportunidad de trabajo que les genere ingresos económicos.

Pero esta no es una situación exclusiva de Honduras, países con más avances en materia educativa, como Argentina, viven una situación similar. Solo uno de cada 10 estudiantes pobres del país sudamericano alcanza llegar a las aulas universitarias, según un informe de la organización Argentinos por la Educación.

Una nueva forma de enseñar

Para el economista Nelson Ávila es necesario cambiar la hoja curricular de los estudiantes, profundizar en la matemática y otros idiomas para que eso les permita abrirse campo en el exterior.

“Urge una política de Estado en la cual la educación sea el centro de la función gubernamental, es la única forma de crear una sociedad de oportunidades, Honduras es uno de los países con mayor desigualdad en Latinoamérica. Tenemos que modificar los sistemas de evaluación para garantizar el aprendizaje no para penalizar”, aseguró.

El exprecandidato presidencial del Partido Libertad y Refundación (Libre) reiteró que “la educación es un derecho humano, es la base del desarrollo”, y cuestionó que “si no lo entendemos así, de qué tipo de democracia o gobierno inclusivo hablamos. La mayoría de los gobiernos han violentado ese derecho humano”, agregó el doctor Ávila.

Honduras arrastra una crisis educativa desde hace tres décadas, según Rutilia Calderón, quien sugiere tomar medidas para asegurar que los estudiantes del futuro tengan acceso a una buena educación, sin importar su lugar de origen.

“La crisis educativa del país significa que 1.2 millones de niños, niñas, adolescentes y jóvenes están condenados al analfabetismo funcional porque no saben utilizar lo que han aprendido para mejorar su propia vida, su entorno familiar y comunitario. Se debe tomar medidas para garantizar la educación para todos”, resaltó.

INSTITUCIONES DE EDUCACIÓN SUPERIOR EN HONDURAS 2018

  Públicas                                                                  # ESTUDIANTES

  • 1. Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) 110,647
  • 2. Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM) 30,064
  • 3. Universidad Nacional Agrícola (UNAG) 3,905
  • 4. Universidad de Defensa de Honduras (UDH) 1,027
  • 5. Universidad Nacional de la Policía de Honduras (UNPH) 414
  • 6. Universidad Nacional de Ciencias Forestales (UNACIFOR) 680

PRIVADAS

  • 7. Universidad Tecnológica Centroamericana (UNITEC) 39,446
  • 8. Universidad Politécnica de Honduras (UPH) 3,400
  • 9. Universidad Católica de Honduras (UNICAH) 21,597
  • 10. Escuela Agrícola Panamericana (Zamorano) 1,203
  • 11. Universidad Politécnica de Ingeniería de Honduras (UPI) 321
  • 12. Universidad Cristiana Evangélica Nuevo Milenio (UCENM) 11,000
  • 13. Universidad de San Pedro Sula (USPS) 7,490
  • 14. Universidad Jesús de Nazareth (UJN) 842
  • 15. Universidad Cristiana de Honduras (UCRISH) 4,380
  • 16. Universidad Tecnológica de Honduras (UTH) 20,460
  • 17. Universidad José Cecilio del Valle (UJCV) 4,738
  • 18. Universidad Metropolitana de Honduras (UMH) 4,892
  • 19. Centro de Diseño, Arquitectura y Construcción (CEDAC) 214
  • 20. Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa 187

MATRÍCULA POR GÉNERO

  • Hombres 43%
  • Mujeres 57%

Fuente: Dirección de Educación Superior, 2019.

EL 60% EN LA UNIVERSIDAD Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), la mayoría de los graduados se inclina por una licenciatura, no obstante, Medicina es una de las carreras que más profesionales le aporta a la sociedad.

 

 

 

EL 35,000 MILLONES es el presupuesto anual de la Secretaría de Educación. No obstante, el 93% de la partida presupuestaria se va en el pago de planillas.

Catalina Torres Gámez

Ver todos los posts

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

[custom-facebook-feed]
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.