Cientos de animales en condición de calle son rescatados por organizaciones independientes que les brindan cuidados y salud. Ante lo costoso de los productos, piden ayuda al gobierno para resolver el problema.

A diario se puede observar en las calles de las principales ciudades del país cientos de perros y gatos de todos los tamaños y razas -la mayoría mestizos- deambulando en las calles, a merced del hambre, sed y frío, algunos andan solos, otros en manada.

Escarban en la basura para poder alimentarse y de paso llevar un poco de comida a sus crías que esperan a la par mientras son ignorados por los transeúntes.

La reproducción de animales continúa debido a que los machos no son sometidos a un proceso de castración, y las hembras a la esterilización, lo que genera como consecuencia la sobrepoblación de animales en condición de calle.

Esta triste realidad ha sido históricamente ignorada por las autoridades de las distintas alcaldías municipales, pese a que la Ley de Protección y Bienestar Animal manda a las municipalidades, en conjunto con otras instituciones, velar por la protección y cuidado de estos animales.

Ante esta indiferencia, personas de manera independiente han decidido asumir la labor de protección y cuidado de animales, como es el caso de la abogada Nilsa Flores, quien ante la impotencia de ver cientos de perros y gatos desamparados ha convertido su propia casa en un refugio.

Estudiantes sostienen económicamente la Fundación Patitas UNAH.

Refugio en casa

Hace 15 años decidió crear un proyecto de rescate de animales llamado, Unidos por los Animales de Honduras (UPAH), hasta la fecha lo ha podido sostener gracias a los aportes económicos de amigos y conocidos.

Gracias a su profesión ha ido dando en adopción a los animales mediante un acuerdo jurídico de compromiso en cuanto a cuidados, “es una entrega voluntaria de ambas partes”, dijo.

Detalló que el proceso de rescate lo realiza cuando va en su vehículo y ve un animal en la calle, lo primero que hace es brindarle atención médica, y cuando este se recupera lo entrega en adopción. Ese proceso estima que lo ha realizado con unos 300 animalitos. “Clementina, Jhonny Bravo, Esperanza son algunos de los nombres de los animales que hemos rescatado y que ahora ya tienen un hogar”, recordó emocionada.

Sin embargo, cada uno de los mamíferos demanda atención médica que sólo puede ser sustentada por veterinarios privados, donde una sola consulta puede representar el gasto de hasta 2,000 lempiras.

“Son solo 500 lempiras para un examen de sangre, para ver la hemoglobina y medicamentos es aparte son como 2,000 lempiras de entrada”, lamentó.

Pese a lo anterior, la ciudadana ha podido brindar atención médica a la mayoría gracias al apoyo de algunos veterinarios de buen corazón que le han dado descuentos e incluso le han regalado cirugías de esterilización y castración.

Ante esta situación criticó que, pese a que la Ley de Protección y Bienestar Animal de Honduras indica que la responsabilidad de los animales se debe asumir desde las alcaldías, esto no se cumple en el país.

Cabe destacar que esta ley fue publicada en el diario oficial La Gaceta en 2016 y en su capítulo VI, artículo 19 establece que las municipalidades, en coordinación con la Secretaría en el Despacho de Salud, serán las encargadas de asumir la responsabilidad del cuidado y protección de estos animales que están en abandono. “Deben rescatar a los animales que se encuentren abandonados, los cuales deben ser retenidos por un plazo de 15 días y una vez transcurrido ese plazo llevado a un refugio público o si no a una organización privada”, cita textualmente el documento.

“Este tema debe irse a las alcaldías, ya a la fecha se debería pensar en el proyecto de un albergue, que haya uno en Tegucigalpa y uno en San Pedro Sula bien equipados ayudarían de mucho”, manifestó Flores.

Aconsejó que estos deben funcionar en tres etapas: la primera, brindar atención médica; segunda, brindar condiciones de recuperación y estadía; y tercera, entregar en adopción responsable.

También recalcó que es urgente que se tomen acciones inmediatas, ya que el problema de abandono ahora se está trasladando a otro tipo de animales como ser caballos y burros.

Cientos de perros y gatos sin ningún tipo de vacunas deambulan por la ciudad.

Estudiantes solidarios

En tanto, otros jóvenes que realizan la misma labor, pero de manera colectiva son los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), quienes a través de la Fundación Patitas UNAH rescatan animales abandonados del centro de estudios y sus alrededores.

Su coordinador y fundador, Enersy O’Hara, contó que el proyecto nació en 2019 a raíz de la problemática que vivían los peludos de cuatro patas en el interior de la UNAH y a la fecha la organización se sostiene gracias a la colaboración de los estudiantes.

“Nosotros recibimos apoyo cuando se hace colecta una vez por periodo y también recibimos apoyo en alimentación e insumos; lo recibimos por parte de algunas secciones”, apuntó.

Tras la creación de esta organización, varias personas han decido abandonar a los “peludos” en el interior de este centro de estudio. Sobre el tema, los mismos estudiantes deben actuar, por lo que buscan a personas responsables que los puedan adoptar, pero antes le brindan atención médica.

El tratamiento lo pagan con los fondos de la organización, llevan a los animales a veterinarios conocidos para que les puedan realizar algún tipo de descuento debido a que en Honduras la salud veterinaria es un lujo al que no cualquiera puede acceder.

“Esperamos ver un hospital público realizado, también ver campañas de vacunación, ver involucrados a los entes de cumplir ley y la colaboración de instituciones públicas”, pidió encarecidamente el defensor. Al tiempo que recuerda la iniciativa del presidente salvadoreños Nayib Bukele, quien construyó un hospital veterinario público en el año 2021, el cual brinda atención a mascotas y animales en condición de abandono y mascotas con dueño a un bajo costo.

El entrevistado aconsejó que, ante la carencia de hospital y refugio público, las autoridades deben fortalecer las campañas de vacunación, y desde el gobierno brindar ayuda económica a las organizaciones que se encargan de la labor de cuidado y rescate.

“Todas las organizaciones y rescatistas independientes trabajan con sus propios fondos, debido a que ni el gobierno ni las alcaldías brindan recursos, pero ya es tiempo de que se acuerden de los animales”, apuntó.

Sin proyecto

Russel Garay, director del Despacho Municipal de la Alcaldía del Distrito Central (AMDC), dijo que de momento no se tiene en agenda la creación de un proyecto en favor de los animales que viven en condición de calle en la capital.

El funcionario detalló que los esfuerzos de la comuna están enfocados en el drama humano que viven miles de indigentes y migrantes que provienen del sur del continente americano y que están varados en el país.

“Al menos en el plan de inversión de este año, así como el del siguiente, no se tiene contemplado realizar esta inversión y esto tiene que ver con un tema humanitario, tenemos muchos indigentes y flujo migratorio y en eso estamos haciendo un esfuerzo”.

Asimismo, contó que desde Alcaldía solo se ha tenido pláticas con organizaciones y defensores de animales para exponer la problemática, sin embargo, no se ha establecido un proyecto concreto.

“Hasta el momento no hemos tomado acciones ni hemos diseñado una campaña, pero es algo que se puede hacer para el siguiente año”, manifestó.

Fue enfático al recalcar que las prioridades de distribución de recursos económicos están orientadas en áreas de cuidado de agua, basura y el tema de lluvias. “Si se piensa en abrir una guardería de niños o abrir un espacio para atención de animales, eso también sería una irresponsabilidad de nuestra parte”, aseguró.

Por los momentos no es prioridad para la Alcaldía atender a los animales, ya que se enfocan en los migrantes e indigentes.

Vacunación

La Región Metropolitana de Salud estipuló para el 2022 una meta de vacunación de 122 mil 673 gatos y perros en todo el municipio del Distrito Central (DC), no obstante, hasta la fecha, no se ha completado el proceso.

De enero a octubre del presente año se han aplicado 80 mil 678 mil vacunas a perros y 11 mil 054 a gatos, según informaron las autoridades a este rotativo.

Cabe recordar que en 2019 la meta de vacunación fue de 122 mil 553 perros y 9,4476 gatos, pero en ese año la falta de personal y epidemia del dengue impidieron alcanzar la meta establecida.

En los barrios y colonias de la capital, los centros de salud realizan una jornada de vacunación de animales para evitar la rabia, sin embargo, en los mercados capitalinos deambulan cientos de perros que no reciben ningún tipo de control sanitario que pueda evitar daños a las personas.

Los gatos son los más vulnerables.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

7 hours ago

TeleProgreso Honduras
Honduras Hoy - jueves 30 de noviembre. ... Ver másVer menos
Ver en Facebook

7 hours ago

TeleProgreso Honduras
#TPINFORMATIVO “El Salvador está de moda, todo mundo quiere a Bukele, por favor Bukele vente para Estados Unidos", expresó la cantante puertorriqueña, Olga Tañón, en su visita a El Salvador. ... Ver másVer menos
Ver en Facebook

9 hours ago

TeleProgreso Honduras
#TPINFORMATIVO ¡Indignante! Dos individuos asaltan a miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en La Ceiba, Atlántida. ... Ver másVer menos
Ver en Facebook
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.