Las dosis menores de la vacuna contra el coronavirus de Pfizer parecen seguras y presentan una eficacia de casi el 91% en la prevención de infecciones sintomáticas en niños de 5 a 11 años, según los detalles de un estudio de la compañía publicado este viernes, mientras Estados Unidos estudia la posibilidad de abrir la inmunización a ese grupo de edad.

Las vacunas podrían comenzar a ser aplicadas a principios del mes que viene, y los primeros niños estarían totalmente protegidos en Navidad, si los reguladores dan el visto bueno.

Los detalles del estudio de Pfizer se publicaron en Internet este viernes. Los asesores de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) debatirán públicamente las pruebas la próxima semana.

Se espera que la FDA publique su revisión independiente de los datos de seguridad y eficacia de la empresa más tarde este viernes. Si la agencia autoriza finalmente las vacunas, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) tomarán la decisión final sobre quién debe recibirlas a principios de noviembre.

Las vacunas completas de Pfizer ya están autorizadas para los mayores de 12 años, pero los pediatras y muchos padres esperan ansiosamente la protección de los más pequeños para detener el aumento de las infecciones de la variante delta y ayudar a mantener a los niños en la escuela.

Más de 25.000 pediatras y proveedores de atención primaria ya se han apuntado para hacer llegar las vacunas a los pequeños.

El gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, ha comprado suficientes dosis de tamaño infantil -en viales especiales con tapa naranja para distinguirlas de las vacunas para adultos- para los aproximadamente 28 millones de niños de 5 a 11 años del país. Si se aprueba la vacuna, se enviarán rápidamente millones de dosis a todo el país, junto con agujas de tamaño infantil.

Fuente: Infobae

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.