Una joven iraní, de 29 años, falleció esta semana en Teherán tras prenderse fuego a las puertas de un tribunal el pasado 2 de septiembre. Iba a ser juzgada por tratar de acceder a un partido de fútbol “disfrazada” de hombre.

La joven, fue arrestada el pasado marzo cuando trataba de acceder a un estadio de fútbol por violar el estricto código de vestimenta de Irán para mujeres.

Fue liberada bajo fianza, tras permanecer detenida durante tres días y esperó seis meses a que se juzgara su caso.

Pero cuando iba a celebrarse la audiencia judicial, según medios de comunicación y organizaciones en defensa de los derechos humanos, la joven se enteró de que se enfrentaba a seis meses de prisión si era condenada.

La mujer se prendió fuego frente al tribunal entonces y falleció en el hospital por sus graves heridas el pasado lunes, informó en una breve nota la agencia semioficial iraní Shafaghna.

Según señaló a la agencia de noticias iraní Rokna el doctor Mustafa Dehmardi, jefe de accidentes y emergencias en el hospital Motahari, Sahar ingresó al centro médico con “quemaduras causadas por fuego con gasolina en el 90% de su cuerpo”.

Desde la Revolución islámica de 1979, a las mujeres iraníes no se les permite asistir a estos eventos deportivos.

Se trata de una prohibición que no está incluida en ninguna ley o regulación, pero “se aplica de forma implacable”, según denuncia la organización defensora de los derechos humanos Human Rights Watch.

Desde hace unos años se ha permitido en algunos partidos en Irán una presencia reducida de mujeres, pero siempre muy figurativa y por invitación.

Fuente: BBC News.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook posts

El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.