El domingo 27 de marzo, los premios Oscar se vieron opacados por el denominado “slapgate”, la cachetada que le dio Will Smith a Chris Rock en la entrega luego de que el comediante hiciera un chiste sobre su esposa, Jada Pinkett. La agresión tuvo en vilo a Hollywood por semanas, especialmente en relación al futuro de Smith en la industria.

Luego de que él mismo renunciara como miembro de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, el consejo finalmente arribó a una decisión, revelada en una carta abierta a “la familia de nuestra Academia”, firmada por David Rubin, su presidente, y Dawn Hudson, CEO de la organización. La Academia le permitirá a Smith ser nominado por futuros roles de ser elegido por los más de 9,500 miembros de la organización, pero no podrá levantar la estatuilla en el Teatro Dolby, si fuera el más votado, ni participar de cualquier evento asociado al Oscar.

«Acepto y respeto la decisión», fue la respuesta que el ganador de la estatuilla brindó tras conocerse el veredicto del consejo de dirección (Board of Governors) de la organización, compuesto por 54 miembros. En su carta abierta, la Academia reconoció que durante la transmisión en vivo de la ceremonia no se hizo un abordaje adecuado de la situación. “Nos quedamos cortos, sin estar preparados para algo sin precedentes” , admitió el consejo, que calificó el accionar de Smith como “inaceptable y dañino”. En las últimas horas, en su programa Red Table Talk, que se emite por Facebook, Jada Pinkett Smith habló de lo ocurrido por primera vez e hizo un curioso pedido. Lejos de mostrarse enojada con Rock, pidió que el comediante se amigue con su esposo porque, según la actriz, “el mundo los necesita”.

“Sobre la noche de los Oscar, mi más profunda esperanza es que estos dos hombres inteligentes y capaces tengan la oportunidad de sanar, hablar de esto y reconciliarse. El estado del mundo actual los necesita a ambos, y nos necesitamos los unos a los otros más que nunca”, dijo Pinkett Smith, quien previamente solo había realizado un posteo de Instagram donde explicaba que estaba en una etapa de sanación. En su programa también aclaró que Will y ella continuarán «haciendo lo que hemos hecho durante los últimos 28 años, y eso es seguir resolviendo esto, llamado vida juntos. Gracias por escuchar», concluyó la actriz, cuyas declaraciones previas sobre Smith cobraron relevancia tras lo ocurrido en la ceremonia, e incluso se llegó a hablar de un inminente divorcio.

Una de las confesiones más fuertes en resurgir fue la de Jada sobre su boda con Will. En 2018, precisamente en el mismo programa familiar de los Smith, Red Table Talk, la actriz reveló que nunca quiso casarse con Smith: “Me forzaron y fue horrible”, aseguró en la mesa redonda, con su marido presente. Jada recordó ”haber llorado en todo el camino hacia el altar” y habló de una inmensa presión para contraer matrimonio con el protagonista de Rey Richard. “Estaba muy presionada, era una actriz joven, estaba embarazada y no sabía qué hacer, pero nunca quise casarme”, ratificó Pinkett Smith, quien en ese momento estaba en la dulce espera de su primer hijo, Jaden.

El futuro profesional de Smith, en la cuerda floja. 

Debido a los efectos colaterales de la cachetada, el actor cultivó un perfil bajo y viajó a la India para practicar yoga y meditación, en un viaje que tuvo fines estrictamente espirituales, introspectivos y de reflexión. Mientras tanto, sus proyectos comenzaban a suspenderse o a pausarse. El primer coletazo del episodio en los Oscar fue la cancelación de la producción Fast and Loose, la película de Netflix que iba a protagonizar.

De acuerdo a lo comunicado por el portal The Hollywood Reporter, el largometraje perdió primero a su director, David Leitch, una semana antes de la entrega de los galardones de la Academia. El realizador decidió, por conflictos de agenda, retirarse del proyecto para dirigir Fall Guy. Si bien Netflix luego comenzó a buscar un reemplazo para dirigir la película, tras lo acontecido en los Oscar, se decidió directamente suspender el proyecto. “Lo pusieron sigilosamente lejos de su lista de prioridades”, comunicó la publicación. “Netflix [que estrenó en 2017 Bright, el film de David Ayer protagonizado por Smith], como es comprensible, no estaba seguro de avanzar, pero no está claro si el proyecto se hará con otro actor y director”, añadió The Hollywood Reporter.

En cuanto a los demás proyectos, se encuentra el drama de Antoine Fuqua para Apple TV+, Emancipation, que está en instancias de postproducción. El film tiene su estreno planeado para este año, pero la plataforma de streaming no anunció todavía la fecha exacta. Por otro lado, la producción de Bad Boys 4, la nueva entrega de la famosa saga que tiene a Smith y a Martin Lawrence al frente, también sufrió un revés. El actor había recibido 40 páginas del guion, pero ahora el proyecto permanece detenido hasta nuevo aviso.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

[custom-facebook-feed]
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.