El Estado de Honduras reconoció este lunes su responsabilidad internacional por el caso de Vicky Hernández, una mujer transexual y defensora de derechos humanos que fue ejecutada de forma extrajudicial el 28 de junio de 2009, en medio de un toque de queda.

El acto público de reconocimiento de responsabilidad se realizó en la ciudad de San Pedro Sula, norte de Honduras, donde Hernández fue asesinada de un disparo en la cabeza entre la noche del 28 de junio de 2009 y el día siguiente, en el marco de un toque de queda decretado a raíz del golpe de Estado contra el entonces presidente Manuel Zelaya. El desagravio fue ordenado por la Corte Interamericana de Derechos humanos (CorteIDH) en una sentencia de 2021 en la que consideró que el Estado era «responsable por una violación a los derechos al reconocimiento a la personalidad jurídica, a la libertad personal, a la privacidad, a la libertad de expresión, y al nombre y que incumplió con la obligación establecida para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer en su perjuicio».

«El Estado de Honduras por convicción moral y voluntad política del Gobierno que presido, y en cumplimento de la sentencia emitida por la CorteIDH en 2021 (…) hacemos este reconocimiento público como parte de las medidas de reparación a las violaciones de derechos humanos que culminaron en un vil asesinato», subrayó la presidenta hondureña, Xiomara Castro. En una alocución de forma virtual desde Tegucigalpa, Castro expresó a la comunidad LGTBI su «sentimiento de pesar» por el asesinato de Hernández.

«En este acto público reconocemos ante la comunidad internacional, el pueblo hondureño y la familia de Vicky Hernández, la responsabilidad del Estado de Honduras en los hechos que habrían llevado a su muerte”, señaló. La presidenta Castro indicó que al encontrar que «la violencia ejercida contra Vicky Hernández lo fue en razón de su expresión o identidad de género, se violaron los derechos al reconocimiento a la personalidad jurídica, la libertad personal, la privacidad y libertad de expresión y al nombre».

Estado pide perdón por el vil asesinato. 

La muerte de Hernández «no fue investigada con la debida diligencia, vulnerando los derechos al debido proceso y a la protección judicial» y, además, se violaron los derechos a la integridad personal de la familia de la víctima, agregó.

«En nombre del Estado y como presidenta de la República declaro que: se asume la responsabilidad internacional de este vil crimen cometido en contra de Vicky Hernández y su familia como una fragante violación a los derechos humanos», enfatizó Castro. Solicitó públicamente «el perdón por este terrible hecho» y se comprometió a publicar la sentencia de la CorteIDH y continuar con las investigaciones sobre el asesinato, como medida de reparación.

Al inédito acto en San Pedro Sula asistieron el subprocurador de Honduras, Tomas Andrade; el canciller, Enrique Reina; la ministra de Derechos Humanos, Natalie Roque; la presidenta de la Fundación Robert F. Kennedy Human Rights, Kerry Kennedy; la coordinadora de la organización hondureña LGBTIQ «Cattrachas», Indyra Mendoza, y la madre de Vicky Hernández, Rosa Argelia Hernández, entre otros.

Castro anunció que el Estado de Honduras otorgará una beca educativa a Argelia Reyes, sobrina de Hernández, realizará un documental sobre la situación de discriminación y violencia que experimentan las mujeres trans, adoptará un procedimiento para el reconocimiento de la identidad de género y diseñará un sistema de recopilación de datos y cifras vinculadas a los casos de violencia contra las personas LGBTI, tal y como ordenó la Corte.

También creará una beca educativa «Vicky Hernández» para mujeres trans, implementará un plan de capacitación permanente para agentes de los cuerpos de seguridad, adoptará un protocolo de investigación y administración de justicia durante los procesos penales para casos de personas LGTBI víctimas de violencia. «Los hechos ocurridos y derivados del golpe de Estado no deben volver a repetirse, los cientos de muertes, asesinatos y violaciones constantes, la noche oscura del golpe y de la dictadura no deben volver a nuestra patria», acotó la presidenta Castro.

Catalina Torres Gámez

Ver todos los posts

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

[custom-facebook-feed]
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.