La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, en inglés) limitó este jueves el uso de la vacuna monodosis contra la covid-19 de Johnson & Johnson en Estados Unidos tras revisar el riesgo de coágulos sanguíneos raros pero graves.

En un comunicado, la agencia federal señaló que la autorización de emergencia del suero de J&J se restringirá ahora a los mayores de 18 años para quienes no hay otras vacunas disponibles o no sean apropiadas médicamente, o quienes no quieran recibir otra vacuna.

El cambio se debe al riesgo de desarrollo de un tipo de coágulos raros y peligrosos, denominados trombosis con síndrome de trombocitopenia (TTS, por sus siglas en inglés), tras la administración de la vacuna.

«Hemos estado siguiendo de cerca la vacuna y la aparición de TTS tras su inoculación y utilizado la información actualizada de nuestros servicios de seguridad para revisar la autorización de emergencia», afirmó el doctor Peter Marks, director del centro Evaluación e Investigación Biológica de la FDA.

Según los datos oficiales, cerca de 18 millones de dosis de la vacuna J&J han sido administradas en EE.UU., lo que supone cerca del 7,7 % de los ciudadanos que se consideran completamente vacunados en el país.

La FDA ha remarcado, no obstante, la rareza de esta peligrosa condición, con 3,23 casos de por cada millón de dosis de la vacuna administradas y nueve fallecimientos confirmados. En diciembre del pasado año, las autoridades sanitarias de EE.UU. ya habían recomendado como preferente del uso de las vacunas de Pfizer/BioNRech y Moderna frente a la de Johnson & Johnson.

EE.UU., el país más golpeado por la pandemia de covid-19 con cerca de millón de fallecidos, cuenta con el 66 % de la población vacunada con la pauta completa.

Catalina Torres Gámez

Ver todos los posts

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

[custom-facebook-feed]
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.