Desde hace 15 años, la UNAH ha dejado de percibir el 6% que le compete del Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República.

La falta de fondos en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) para la inversión de proyectos, crecimiento académico, infraestructura o programas de becas no es una novedad.

Desde hace 15 años, la UNAH ha dejado de percibir el 6% que le compete del Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República, ocasionando brechas que han ido perjudicando a la Alma Máter.

El artículo 161 de la Constitución de la República dicta que “el Estado contribuirá al sostenimiento, desarrollo y engrandecimiento de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, con una asignación privativa anual no menor del seis por ciento del Presupuesto de Ingresos netos, excluidos los préstamos y donaciones”.

Hasta el momento, la máxima casa de estudios recibe menos del 3% de los fondos generales, dando como resultado alrededor de 5 mil millones de lempiras al año.

Según Francisco Herrera, rector de la UNAH, con la nueva administración de gobierno las cosas van a cambiar a partir de 2023, debido a los acercamientos y negociaciones sostenidas con la presidenta Iris Xiomara Castro.

“El Estado ha visto claramente el apoyo que la Universidad le ha dado al país, incluso en tiempos de pandemia o huracanes, por eso estamos confiados, porque la gobernante nos ha dicho que es mujer de palabra y que el 6% nos los hará llegar en 2023 de forma progresiva”, declaró.

Proyectos atrasados

Debido a que la UNAH no ha percibido el 6% correspondiente, lo que significaría un total de al menos 14 mil millones de lempiras anuales, Herrera señaló que se han estancado proyectos que deberían estar ya en función.

Uno de los proyectos es el desarrollo de nuevas carreras, siendo de las iniciativas más solicitadas por los estudiantes universitarios, de los cuales muchos han tenido que migrar a las universidades privadas para estudiar lo que verdaderamente quieren.

Ante la falta de presupuesto, la UNAH tampoco cuenta con centros regionales en los departamentos de Valle, Santa Bárbara ni Gracias a Dios, escenario que afecta directamente al bolsillo de los estudiantes y de los padres de familia, quienes tienen que hacerse cargo del transporte diario o el alquiler de un apartamento.

Asimismo, con el apoyo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) se prevé construir un Hospital Universitario de Especialidades en Honduras, el cual entraría en el presupuesto establecido para 2023, agregó Herrera.

Entre los distintos proyectos el rector lamentó no tener los suficientes fondos para el equipamiento de laboratorios que ya están construidos.

“Tenemos unos 20 laboratorios que están sin equipaciones por la falta de presupuesto, por eso es indispensable recuperar esa inversión”, expresó.

Compromiso del CN

Desde el Congreso Nacional (CN) los parlamentarios se comprometieron a devolver el 6% del presupuesto a la UNAH, tal como manda la Constitución.

Ramón Barrios, diputado del Partido Libertad y Refundación (Libre), manifestó que “le hemos dicho al rector Herrera que como Comisión vamos a dar todo el apoyo e incidencia para que la UNAH tenga un incremento significativo, porque la máxima casa de estudios invertirá el dinero en obras”.

Por su parte, Angélica Smith, secretaria del CN, aseguró que desde el parlamento se hará lo posible para que la Universidad reciba los fondos que constitucionalmente tiene asignados.

Entre el 13 y 14 de septiembre la Secretaría de Finanzas remitirá al CN el anteproyecto del Presupuesto para el ejercicio fiscal de 2023.

Catalina Torres Gámez

Ver todos los posts

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

[custom-facebook-feed]
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.