Los trabajadores de las diferentes empresas afectadas temen perder sus empleos por el cierre temporal de las compañías ante los daños causados por los desastres naturales.

Los daños por las inundaciones llegan a decenas de hectáreas de diferentes rubros en la zona norte de Honduras, donde varias fincas de banano están anegadas de agua por el desbordamiento de ríos.

 

 

 

 

En ese sentido, lo que más lamentan sus propietarios es que algunas estaban recién activadas, después del paso de los huracanes Eta e Iota a finales de 2020.

Sandra Deras, es la propietaria de una finca bananera instalada en la comunidad de Santiago, en Pimienta, Cortés, zona afectada por las fuertes lluvias de los últimos días.

Deras aseguró que, esta inundación que pudo haberse evitado, los tiene entre la espada y la pared; ya que aseguraron que si no se resuelve el problema de los bordos dañados podrían cerrar operaciones.

«Una intervención del gobierno es lo que queda por hacer, porque nosotros queremos seguir trabajando y generando empleos, porque la comunidad lo necesita», dijo Deras.

De acuerdo con lo informado por esta joven empresaria, fueron alrededor de 200 hectáreas de cultivo las que se han dañado producto de las fuertes lluvias.

Las pasadas inundaciones de Eta e Iota provocaron la suspensión de empleos y fue hasta el mes de julio de este año que reactivaron las actividades; pero a tan solo dos meses, la historia se repite, por lo que genera preocupación entre los colaboradores que temen perder su empleo.

En la actualidad solo cuatro fincas productoras de banano quedaron activas, de 30 que habían antes de las tormentas Eta e Iota, según registros de las autoridades.

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

[custom-facebook-feed]
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.