La ráfaga ártica ha extendido un profundo frío por gran parte de Estados Unidos desde el jueves, desde el estado de Washington hasta Florida, con cerca de 200 millones de personas bajo un aviso de invierno, según cálculos del Servicio Meteorológico Nacional.

La tormenta invernal en Estados Unidos, la más feroz en décadas, ha causado la muerte de cerca de medio centenar de personas, 27 de ellas en Nueva York, y dejado a decenas de miles de hogares sin electricidad y a algunos residentes atrapados en sus casas con enormes acumulaciones de nieve.

El clima extremo, con nevadas intensas y temperaturas de hasta -48 ºC, provocó la cancelación de miles de vuelos y volvió intransitables muchas carreteras en la ajetreada temporada de viajes por las fiestas de fin de año.

El condado de Erie, en el noroeste del estado de Nueva York, se vio particularmente afectado. La ciudad de Buffalo, segunda mayor del estado, quedó aislada sin que los servicios de emergencia pudieran llegar hasta las zonas más afectadas.

La gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, declaró a CNN que la tormenta es la «más devastadora en la larga historia de Buffalo».

«Es como ir a una zona de guerra», dijo Hochul el domingo por la noche al hacer un reporte sobre las muertes y los daños que ha causado la tormenta invernal.

Los cuerpos de algunas personas fueron hallados al interior de sus vehículos o atrapados bajo bancos de nieve. Otros decesos ocurrieron en carreteras, muy peligrosas por el suelo congelado y la poca visibilidad.

Los equipos de emergencia del estado hicieron casi 500 rescates, incluyendo la ayuda a dar a luz a un bebé, dijeron las autoridades el domingo por la noche. De hecho, en Buffalo, los vientos y las nevadas fueron tan fuertes que paralizaron los servicios de rescate.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que la nieve acumulada en el Aeropuerto Buffalo-Niagara ascendió a 43 pulgadas (109 centímetros) en la mañana de este domingo.

A la mañana de este lunes, la página Poweroutage, que monitorea el servicio eléctrico, reportaba que casi 30,000 suscriptores en Maine carecían de energía eléctrica y más de 13,000 en el estado de Nueva York.

Más vuelos suspendidos para hoy lunes

La ráfaga ártica ha extendido un profundo frío por gran parte de Estados Unidos desde el jueves, desde el estado de Washington hasta Florida, con cerca de 200 millones de personas bajo un aviso de invierno, según cálculos del Servicio Meteorológico Nacional.

En Washington DC, la temperatura máxima alcanzó los 22 grados en Nochebuena, la temperatura máxima más fría en ese día desde 1989, según los datos del NWS.

El oeste de Nueva York se está ahogando en una espesa capa de nieve de «efecto lago», que se forma cuando el aire frío se desplaza sobre las cálidas aguas de los Grandes Lagos.

El domingo más de 3,100 vuelos fueron cancelados desde, hacia y dentro del territorio de Estados Unidos. Ya para la madrugada de este lunes había otros 1,321 itinerarios suspendidos, según la página de seguimiento de tráfico aéreo FlighAware.

Para muchos viajeros la pesadilla continuaba en los aeropuertos de Atlanta, Chicago, Denver, Detroit y Nueva York.

El hielo en las carreteras también llevó al cierre temporal de algunas de las rutas más concurridas del país, incluida la Interestatal 70, que atraviesa buena parte de Estados Unidos de este a oeste.

La previsión: más nieve al inicio de semana

Se espera que un período de nieve densa persista hasta la noche de este lunes desde el norte de las Llanuras a través del Medio Oeste, según la previsión del NWS.

Gran parte del este del país «permanecerá en una helada profunda hasta el lunes antes de un tendencia a moderarse el martes».

Las nevadas de efecto lago seguirán produciendo condiciones de viaje peligrosas a nivel local para el próximo par de días pero se espera que las condiciones mejoren lentamente a medida que nos dirigimos a la última semana de 2022.

La tormenta provocó que en el habitualmente cálido estado de Florida se dejaran sentir algunas de las temperaturas más bajas desde que existen registros históricos.

Una de las zonas más afectadas por el frío en Florida es el área de la ciudad de Tampa, en la costa oeste, donde según datos recogidos este domingo por NWS se registró una temperatura mínima de 31 grados fahrenheit (menos de 0 centígrados) en el Aeropuerto Internacional.

Esa mínima sitúa la temperatura de este domingo al nivel de la Navidad de 1966, la cuarta más fría desde que se cuenta con registros, a partir de 1890.

El oeste del país cambiará a «un patrón más activo y tormentoso» a medida que una serie de sistemas de bajas presiones de rápido movimiento se desplacen hacia el interior y atraviesen las montañas, extendiendo precipitaciones mixtas por partes del noroeste y California, indica el reporte del NWS.

Para el martes, habrá un aumento de la humedad en el noroeste del Pacífico y más al sur en California, con precipitaciones capaces de provocar inundaciones repentinas.

El registro de los fallecidos durante la tormenta invernal

El número de víctimas mortales en los condados de Erie y Niagara, en el estado de Nueva York, ascendió ayer domingo a 17, y las autoridades dijeron que era probable que la cifra aumentara. En Erie, la víctima más joven tenía 26 años y la mayor 93.

En Ohio la cuenta de muertos por el temporal invernal llega a 10, entre ellos un trabajador de una empresa de servicios públicos electrocutado y varios fallecidos en accidentes de tráfico; otros 6 motoristas muertos en accidentes en Missouri, Kansas y Kentucky; una mujer de Vermont golpeada por la caída de una rama; un hombre aparentemente sin hogar encontrado en medio de las temperaturas bajo cero de Colorado; y una mujer que cayó a través del hielo del río en Wisconsin.

En Jackson, Mississippi, las autoridades anunciaron el día de Navidad que los residentes debían hervir el agua potable debido a la rotura de las tuberías por las gélidas temperaturas.

Marcos Rodriguez

Ver todos los posts

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

[custom-facebook-feed]
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.