El ministro de la Secretaría de Salud, José Manuel Matheu, explicó que solo dos de los siete hospitales móviles, ubicados en varios puntos del país, están funcionando, pero no para lo que fueron comprados por un monto de L1,174.5 millones que, según el Ministerio Público (MP), fueron sobrevalorados en un 60%.

El ministro de Salud, José Manuel Matheu, descartó la idea de reubicar en diferentes aldeas de varios departamentos los siete hospitales móviles comprados de manera fraudulenta para atender la emergencia del covid-19 en 2020 y aseguró que se está planteando desecharlos porque estorban.

«Desde el inicio había dicho que íbamos a movilizar cada contenedor a comunidades pequeñas y que sirvieran como un pequeño hospitalito (…) resultó que cuando los he ido a ver (eran) un desastre», precisó en el titular de Salud.

En ese sentido, el doctor explicó que solo dos de los siete hospitales móviles, ubicados en varios puntos del país, están funcionando, pero no para lo que fueron comprados por un monto de L1,174.5 millones que, según el Ministerio Público (MP), fueron sobrevalorados en un 60%.

Entonces, contó que el que se encuentra en Tegucigalpa, Francisco Morazán, está sirviendo como quirófano ambulatorio y el que está ubicado en Catacamas, Olancho, oriente de Honduras, funciona cómo sala de Medicina Interna.

 

Así fue la llegada del primer hospital móvil de Tegucigalpa a Puerto Cortés.

«Se está tratando de usar lo poco que se puede de ellos. Esos hospitales van a terminar siendo desechados, no sirven. Es un problema serio, habrá que ver cómo se quitarán porque más bien estorban en algunos lugares».

Planeaban enviarlos a la selva

Fue el 23 de mayo del presente año que el ministro de Salud informó que tenían la idea de mandar los siete hospitales móviles a algunas aldeas de varios departamentos para que cumplieran con algún tipo de función.

«En unas pequeñas aldeas pueden funcionar, no por el valor que les dieron, pero pueden funcionar. Ya hemos hablado con alcaldes, se van a distribuir dónde más se requieran», mencionó el ministro.

Precisó que una de las aldeas que planeaban enviar un contenedor estaba en La Mosquitia, Gracias a Dios.

Gracias a Dios es un departamento de 16,997 kilómetros cuadrados ubicado a nororiente de Honduras con costas bañadas por aguas del mar Caribe.

En Gracias a Dios, compuesto por seis municipios y hogar del grupo étnico misquito, se encuentra la Biósfera del Río Plátano, una región de 832,340 hectáreas llenas de bosques, ríos, lagunas y fauna silvestre.

Los siete hospitales móviles comprados por Invest-H están ubicados en La Ceiba (Atlántida), Juticalpa (Olancho); Tegucigalpa (Francisco Morazán); Choluteca (Choluteca); Santa Rosa de Copán (Copán); El Paraíso (El Paraíso) y San Pedro Sula (Cortés).

Sobre los siete hospitales móviles

Por la compra de los siete hospitales móviles está preso el exdirector de Invest-H Marco Bográn, encargado de hacer las compras en marzo del 2020 con un costo de casi los L1,200 millones, misma que fue al margen de los procedimientos legales.

Los hospitales que fueron entregados después del tiempo establecido no cumplían con las funciones por las que fueron comprados: atender pacientes con covid-19.

Marcos Rodriguez

Ver todos los posts

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook posts

[custom-facebook-feed]
El Canal de Nuestra Identidad

EL CANAL DE NUESTRA IDENTIDAD

Somos una Compañía Televisora, que inició sus transmisiones el 12 de Marzo del año 2004,en la ciudad de El Progreso, en el departamento de Yoro, Honduras.

Su fundador y Gerente General el empresario Juan Antonio Bendeck junto a su familia, al ver la respuesta positiva y el apoyo recibido por parte de los pobladores de aquella ciudad, deciden ampliar su proyecto y logran que en el mes de Mayo del mismo año, la empresa estatal CONATEL, les otorgue la Licencia formal para operar el Canal 48 con señal de televisión abierta y con una cobertura mayor para la región del Valle de Sula.