El servicio a su país les ha distanciado en uno de los momentos más importantes de su vida. Meses después de enterarse de que esperaban un hijo, el sargento de las Fuerzas Aéreas de EEUU Brandon Phillips fue destinado al extranjero. Con ayuda de las nuevas tecnologías, su mujer Verónica ha logrado mostrar que, incluso a cientos de kilómetros, él está presente en todo momento.

 “No voy a estar allí cuando nazca. Ni seré capaz de cortar el cordón umbilical. No voy a escuchar su primer llanto. No he estado allí para hablarle o sentir sus patadas”, expresa el sargento a CBSMiami.
La pareja cuenta que hablan y que se ven gracias a las redes sociales y a las nuevas tecnologías. En un momento determinado, el sargento le había pedido fotos de su embarazo y fue entonces cuando Veronica se dio cuenta de que faltaba él, así que pidió unas imágenes editadas que mostrasen a Brandon junto a ella y que permitiesen ver cómo los dos habían vivido la experiencia.
La fotógrafa encargada del reto, Jennifer McMahon, cuenta que fue una gran responsabilidad y que no esperaba que la fotografía tuviese la respuesta multitudinaria de los medios y las redes sociales. “No va a ser capaz de tocar su vientre embarazada o de ver a su hijo hasta después de nacer por lo que realmente significó mucho”, cuenta.
Su obra ha logrado el propósito de Veronica. “A pesar de la distancia, está cerca. Quiero decir que es lo que yo veo. Está aquí en espíritu. Hice las fotos para honrarle”, expresa.