El exfutbolista de la liga Nacional de Fútbol Americano (NFL)
Aarón Hernández murió hoy al ahorcarse en la celda de un penal del estado de Massachusetts (este de EEUU), donde cumplía una pena de cadena perpetua por un asesinato cometido en Boston en 2012.

El Departamento de Prisiones de Massachusetts informó en un comunicado de la muerte de Hernández, de 27 años y que fue encontrado ahorcado en su celda en la madrugada del miércoles.