TEGUCIGALPA.- Un rechazo tajante a la pretensión de diputados nacionalistas de eliminar el párrafo del artículo 239 de la Constitución que penaliza hablar sobre la reelección mostraron ayer los líderes de los diferentes partidos políticos del país.

Para el presidente del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL), Mauricio Villeda, este es un acto de cobardía el de los diputados nacionalistas haber ido a la Corte Suprema de Justicia a pedir la eliminación del párrafo que penaliza el artículo 239. Pidió -asimismo- al Ministerio Público actuar de oficio para inmediatamente inhabilitar por diez años y sancionar a los diputados que llegaron al máximo tribunal de justicia a presentar el escrito.

“Es un acto de cobardía política porque cualquier diputado que quiera modificar la Constitución de la República lo que tiene que hacer es llevar sus peticiones al seno del Poder Legislativo y no a otro poder del Estado”, dijo el excandidato presidencial.

El pueblo es el que debe decidir si se hace un intento de reformar la Constitución de la República referente a la reelección presidencial, dijo el exmandatario Manuel Zelaya. Se deben utilizar las figuras del plebiscito y del referéndum, que ya son parte de la Constitución de la República, para que sea el soberano (el pueblo) el que decida si es posible o no un cambio constitucional, expresó. Dijo que cuando él fue presidente de la república no utilizó estas figuras constitucionales porque no existían y por eso se basó en la Ley de Participación Ciudadana.

A criterio de Zelaya, si el Partido Nacional ahora quiere la reelección “debe hacer la consulta al soberano, solo el pueblo es el soberano, no es el presidente del Congreso, no es el presidente de la república ni el de la Corte Suprema de Justicia quien puede tomar la decisión”.

El líder del Partido Anticorrupción (PAC), Salvador Nasralla, expresó su condena a la actitud del grupo de diputados nacionalistas.

“Este es un golpe de Estado el que se está dando, es un autogolpe de Estado del Partido Nacional que busca eliminar totalmente la democracia y el Estado de derecho”, manifestó Nasralla.