TEGUCIGALPA.-El ex director del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), Juan Carlos Díaz, manifestó que su destitución se debe a que cuidó el dinero del Estado al no transferir 60 millones de lempiras a la secretaria de Salud para pago de salarios.

“Me están cancelando por que cuido el dinero del Estado y por que no me preste a hacer algo ilegal, ya que como funcionario no estoy obligado a recibir ordenes incorrectas e ilegales y por lo tanto la ley me protege para hacerlo”, expresó Díaz.

En ese sentido dijo que con “el mayor de los gustos” entrega su puesto y que no esta sorprendido por la decisión tomada por la titular de Salud, Roxana Araujo, quien también funge el cargo de presidenta de la junta directiva del PANI.

Además, denunció que “mientras nadie le hacia caso al PANI, mientras nadie estaba haciendo el trabajo correspondiente para mejorar la institución no había ningún problema, hoy que tenemos algunos fondos adicionales entonces la ministra ha tomado la decisión de separarme en vista que me pidió 60 millones de lempiras para un préstamo al ministerio de salud y nosotros le dijimos que teníamos que revisar legalmente cual era el procedimiento”.

De igual manera, aseguró que la ministra, Araujo “desde que llego al puesto empezó a buscar los fondos y a pedir los fondos y empezó a querernos obligar a que hiciésemos cosas que no son correctas, nosotros estamos aquí par cumplir la ley, no puedo usar el dinero en otra cosa que no sea lo que esta establecido”.

Según, Díaz la ministra Araujo en sesión ordinaria hace tres o cuatro días nos solicitó un préstamo de 60 millones de lempiras para pagar sueldos a vigilantes y aseadoras de la secretaria de salud y con el dinero restante se le pagaría a la empresa encargada de las hemodiálisis.

Sin embargo, los fondos del Corporación Comercial Canadiense (CCC) por los que se rigen las finanzas del PANI, son extremadamente claros, en los que se establece que los fondos serán para uso de acción social del Estado.hondudiario.