SAN PEDRO SULA.-  Los sampedranos exigen la recuperación del parque central Luis Alonso Baraona , convertido en mercado y lugar donde se ejerce libremente la prostitución.

Los comentarios en los medios reflejan los sentimientos de la población, que está a punto de perder su parque por la desidia de las autoridades.

El jefe de la Policía Municipal, Julio Gonzales, se limita a decir que se hacen los esfuerzos necesarios para poner orden en el lugar.

“Sabemos que existe prostitución y hay vendedores que se han tomado el parque”.

El jefe policial acepta el problema, pero no expone ningún plan para rescatar el sitio.

La Prensa buscó al superintendente Martín Madrid para conocer qué harán por recuperar el parque , pero no se encontraba en su oficina y no contestó el celular.

Neptaly Rodríguez, subinspector de la Policía Municipal, tiene claro que no pueden permanecer vendedores en el parque central, pero se limita a decir que “no se puede hacer nada”.

Nadie responde por el desorden. Los mismos policías municipales dicen que “hay más prostitutas que policías en el parque”. Las trabajadoras del sexo aseguran que más de 50 ejercen la profesión más antigua en ese lugar. Apenas hay unos cinco policías municipales.

Jesús Amílcar Vélez, encargado del mantenimiento del parque, aseura que limpian las fuentes, pero las bombas no funcionan. “Tratamos de mantenerlo limpio, pero hay gente que no tiene conciencia”.

Vélez y otros dos empleados se ubican en una bodega maloliente ubicada en el parque.

Nadie da respuesta tampoco sobre cuándo repararán las bombas para que las fuentes vuelvan a funcionar. De la iluminación, nadie se acuerda.

Los fotógrafos y ciudadanos que frecuentan el parque se quejan que hay personas dedicadas a asaltar y que nadie pone orden. La temporada navideña está por llegar y el parque es uno de los sitios más frecuentado por los sampedranos que van de compras o disfrutan tardes en familia.

 

L.P.